Formación

Aprendizaje basado en Desafíos: La metodología formativa para enfrentar la 4ta revolución industrial

El modelo educativo, que transformará la educación en varios países, ya se implementa en Chile, y busca que la sala de clases se convierta en un escenario para que los alumnos desarrollen las nuevas competencias de empleabilidad para enfrentar las profundas transformaciones del siglo XXI

“Estamos al borde de esta revolución tecnológica que modificará la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala y alcance, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes”.

Al estilo de una película de ciencia ficción, Klaus Schwab, economista y fundador del Foro Económico Mundial, nos introduce en la cuarta revolución industrial, la nueva etapa que vive la humanidad.

Ya en su libro “La Cuarta Revolución Industrial (2016)”, Schwab vaticinaba que producto del desarrollo tecnológico, los sistemas ahora funcionan a una velocidad que los vuelve autónomos, haciendo que conceptos como la inteligencia artificial, el big data, la digitalización, la automatización y la robótica, sean actores relevantes de la sociedad y la economía mundial.

Pero en esta era de transformaciones del siglo XXI, ¿qué papel jugarán las personas en las industrias?

Karina Besprosvan, especialista internacional en competencias de empleabilidad, ya había reflexionado que las organizaciones deben “empezar a mirar a las nuevas generaciones de manera diferente e incorporarlos en las decisiones y en los procesos creativos (…) Hay que detectar a los talentos que llevarán adelante los cambios en esta cuarta revolución”.

Es por esa razón que los expertos insisten que los profesionales y técnicos deben adaptarse a las nuevas demandas de la industria. Ya no basta con especializarse en una disciplina; ahora el pensamiento crítico y la capacidad de adaptarse a los cambios son competencias claves para unirse a la fuerza laboral.

Con este nuevo escenario, la formación académica que reciben los jóvenes también evolucionó, y abrió camino para que el trabajo colaborativo entre las instituciones y las empresas adquiera un papel fundamental para enfrentar los próximos desafíos.

 Aprendizaje basado en desafíos

Una de las transformaciones más importantes se dio en la Formación Profesional –similar a la educación técnico profesional- del País Vasco (España). Fue ahí donde se impulsó el Aprendizaje Colaborativo basado en Retos, una metodología en la cual la sala de clases se convierte en un escenario para que los alumnos desarrollen las nuevas competencias de empleabilidad, y así,  puedan generar un conocimiento que aporte soluciones a las necesidades de las empresas.

Jorge Arévalo, Viceconsejero de Formación Profesional del País Vasco, señaló en conversación con VCM que este modelo es acorde a los nuevos tiempos de la era digital. “Los cambios que vienen son disruptivos, y en diez años más van a ser realmente profundos. Esto requiere un tipo de preparación de personas muy diferente a la que tenemos en la actualidad”, asegura.

En ese sentido, señala que el ser humano tiene una diferencia fundamental con la inteligencia artificial: la capacidad de razonar. “Nosotros tenemos intuición, emociones y compromiso. Si somos capaces de tener personas con altos niveles de preparación y con valores bien adaptados para este futuro, estaremos siempre por delante de las máquinas”, agrega.

Detrás de este cambio, fundamental ha sido la tarea de la Fundación Tknika, un centro dependiente de la Viceconsejería de Formación Profesional del Departamento de Educación, Política, Lingüística y Cultural del País Vasco. 

Arévalo destaca que a partir de Tknika, la Formación Profesional en el País Vasco se relaciona con más de mil empresas, y con este contacto,  se genera la información sobre los perfiles necesarios para los distintos sectores industriales.

Tal ha sido el impacto del modelo, que la Comisión Europea lo toma como referente para su política de formación profesional y empleo de aquí hasta el 2025.

El modelo aplicado en Chile

El modelo educativo del País Vasco fue la inspiración para que Duoc UC implementara el Aprendizaje Colaborativo basado en Desafíos (ACBD) en sus aulas, buscando que los estudiantes, organizados en equipos, desarrollen una solución a una idea o problemática provenientes del mundo laboral.

La implementación comenzó en 2018 con un nuevo plan de estudio de cuatro semestres para la carrera de Desarrollo y Diseño Web de la Escuela de Diseño, donde se incorporó la estrategia acorde al perfil del estudiante y al contexto laboral de la disciplina. Para el 2019, el modelo se extenderá a Diseño de Vestuario y Diseño Gráfico.

Dentro de las implicancias asociadas en esta estrategia metodológica se incluye habilitar espacios educativos flexibles para potenciar la creatividad de los estudiantes y la constitución de equipos docentes (dos docentes por asignatura ACBD), cuyo foco es impulsar el trabajo colaborativo y la autogestión.

Angelina Vaccarella, Directora del Área Escuelas de Diseño y Comunicación Duoc UC, señala que con los cambios se incorporan “nuevos contextos de aprendizaje al aula, que facilitan el mejor desarrollo de las competencias de empleabilidad que permitirán al alumno responder a las demandas del siglo XXI”.

En ese sentido, agrega que avanzar en nuevos procesos de aprendizaje que favorezcan la autonomía, el proceso reflexivo y el autoaprendizaje “permite a futuro reducir la brecha existente desde que surge una idea o una tecnología hasta que la sociedad obtiene provecho de ella”.

Según Vaccarella, el impacto académico del modelo muestra “excelentes resultados en la retención de los estudiantes y en el logro del aprendizaje, mejorando significativamente los índices de aprobación de examen y asignatura”.

Los cambios impulsados por Duoc UC son asesorados continuamente por Tknika, alianza que ha permitido que directivos, subdirectores de escuela y docentes del instituto profesional se capaciten en el País Vasco.

Para el año 2020, la institución tendrá sus primeros titulados bajo esta metodología. Con ellos, recalca la Directora del Área Escuelas de Diseño y Comunicación Duoc UC, “podremos medir el impacto que esta estrategia metodológica tenga en su empleabilidad y desarrollo profesional”.

 1 comentario

Déjanos tu comentario

*Campos obligatorios
Comentarios
  • Un par de casos relativamente exitosos no hablan sino de una posibilidad a explorar.


ir arriba