Buscar temas

Investigadores crean tecnología para combatir principal causa de muerte de salmones en Chile

Los doctores Rodrigo Vidal y Gustavo Zúñiga de la Universidad de Santiago (Usach) desarrollaron un aditivo alimentario compuesto por extractos de plantas endémicas para combatir la principal causa de muertes de salmónidos en Chile.

Se trata de la bacteria piscirickettsia salmonis, agente del síndrome rickettsial salmonídeo (SRS) que lleva más de treinta años provocando pérdidas económicas a la industria y disminuyendo la calidad del producto, puesto que trae consigo la aparición de erosiones cutáneas, coloraciones oscuras y el consecuente uso de un alto nivel de antibióticos para tratar los cultivos infectados.

Bajo ese contexto, desde 2016 que Vidal y Zúñiga desarrollan este proyecto, donde evaluaron la forma de atacar directamente a la bacteria SRS a través de la medicina vegetal con aplicación directa en el mar. 

Así, tras adjudicarse dos proyectos Corfo, los investigadores lograron desarrollar este potente aditivo con las plantas ubicadas en el país, la Aristotelia chilensis y Cridodenwus patagua.

Durante tres meses, los investigadores aplicaron su tecnología en cultivos de peces en etapa final de crecimiento, obteniendo cerca de un 10% de efectividad en la reducción de la mortalidad y disminuyendo un 25% en promedio el uso de antibióticos.

Grandes avances

El Dr. Vidal cuenta que en la actualidad existen más de 20 tipos de vacunas en registros del Servicio Agrícola Ganadero para combatir esta enfermedad, pero que “éstas no han trabajado como se esperaría, porque de la condición in vitro que pasa a mar, no refleja el éxito de protección que tuvieron las pruebas donde se desarrollaron esas vacunas”.

El doctor Rodrigo Vidal de la U. de Santiago

De esta manera, la innovación tecnológica de esta línea investigativa de Genómica Aplicada que lidera el Dr. Vidal constituye un gran avance para el combate de la bacteria, al atacarla directamente gracias a los compuestos activos de los fitoquímicos presentes en las plantas.

El proyecto busca ampliarse como un modelo de funcionamiento, que explique cómo la molécula de los extractos interacciona con el genoma de la bacteria. Asimismo, indican que está plataforma puede ser utilizada además en pruebas para la erradicación de otras bacterias.

“Si alguien está infectado con una bacteria es difícil que se cure con hierbas. Nuestra idea es que el producto actúe de forma sinérgica con el antibiótico, apuntando a reducir la cantidad que se aplica en el ambiente de éste último”, que a largo plazo podría eliminar el uso de antibióticos, señala el Dr. Vidal.

Por su parte, el Dr. Zúñiga indica que “el proyecto resulta de interés como una alternativa al tratamiento de estos problemas que aparentemente no tienen una solución tan directa, pues si bien existen vacunas, éstas no erradican la enfermedad”.

Tras obtener pruebas exitosas en salmónidos, los científicos esperan poder ampliar su uso a la industria pecuaria. “Desarrollamos toda la línea de cómo crear la plataforma, que nos demoró cuatro años en hacerla, y ahora puedes poner cualquier bacteria para probarla, y sabes cómo probar cualquier otro organismo, para ver si el extracto le está haciendo mal o bien”, puntualiza Vidal. 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio