Buscar temas

Tres de cada 10 chilenos lo sufren: Descubren importante hallazgo sobre el dolor crónico

El dolor se explica como una sensación producida por el sistema nervioso con la función de alertar sobre un eventual daño interno o externo en nuestro cuerpo.

Sin embargo, según el último estudio publicado por la Asociación Chilena para el Estudio del Dolor (Ached), tres de cada 10 chilenos padecen dicha sensación prolongada en el tiempo, perdiendo así su función fisiológica y convirtiéndose en una patología conocida como dolor crónico.

Algunas de las enfermedades complejas que se asocian al dolor crónico, y que es de muy difícil tratamiento, son la fibromialgia, neuralgia del trigémino, neuropatía diabética, dolor lumbar crónico, entre otras.

Entendiendo lo invalidante que puede llegar a ser el dolor crónico en la vida de los pacientes es que el doctor Luis Constandil Córdova, académico e investigador del Laboratorio de Neurobiología de la Universidad de Santiago, se ha centrado en el estudio de los mecanismos reguladores involucrados y en la mantención del dolor crónico a nivel de la médula espinal.

Así, el trabajo que realiza junto a su equipo desde 2001 ya ha comenzado a dar sus frutos. Recientemente los científicos lograron demostrar por primera vez que la proteína Panexina 1, presente en los tejidos, juega un rol fundamental en la generación del dolor crónico.

En búsqueda de un mejor tratamiento para el dolor crónico

Este nuevo descubrimiento pudo encausar el estudio hacia el papel que cumple dicha proteína específica en la transmisión del dolor.

“Cuando estas proteínas se abren o cierran, son capaces de generar cambios muy bruscos y muy intensos dentro de las neuronas, y por eso la estamos estudiando”, sostuvo el investigador jefe, según consigna el sitio oficial de Ues estatales.

En esa línea, el doctor Constandil explica que “la apuesta del equipo es que la apertura de esta proteína se debería a la acción de una proteína intracelular, conocida como SRC, cuando es estimulado alguno de los tres receptores presentes en el proceso (de ATP, NMDA y BDNF)”.

De esta manera, conocer molecularmente cómo se regula su apertura y cierre permitiría “intervenir para disminuir o atenuar la señal que conduce la información nociceptiva (dolorosa) hacia la corteza cerebral y generar de esa forma un alivio en la percepción del dolor”, explica el especialista.

Comprobar lo anterior sería clave en el desarrollo del tratamiento farmacológico que podría cambiarle la vida a cientos de pacientes.

 3 comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • Muy interesante el artículo. Siempre será plausible y agradecido, todo lo que vaya en beneficio paliativo del sufrimiento de las personas, y más complaciente saber que es una investigación realizada por científicos chilenos.
    Felicidades por el reportaje en todo lo que vale.

  • Me parece muy interesante el artículo, siempre será plausible y agradecido saber que se realizan investigaciones tendientes a paliar el sufrimiento de las personas, que cargan con enfermedades dolorosas. Y mejor si son cientificos chilenos. Felicidades por el reportaje.

  • Excelente trabajo ¡ Felicitaciones!!!!
    Me gustaría saber si han investigado sobre los efectos de Arnold Chiari I en pacientes operados.

volver al inicio