Buscar temas

Bióloga chilena que investiga los riesgos a la salud de trabajar en altura se integra a la Sociedad Real de Medicina

La bióloga e investigadora Patricia Siques logró un importante hito dentro de la historia de la medicina en Chile. Esto porque recientemente fue integrada a la Sociedad Real de la Medicina de Gran Bretaña.

La organización europea la componen en su mayoría prestigiosos profesionales dedicado a la medicina tradicional. Pero esta vez hicieron una excepción y sumaron a la doctora Siques por su aporte al área de salud en altura.

La profesional, que tiene un doctorado en Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, se ha destacado por la difusión científica de la medicina en altitud gracias a sus trabajos en el Instituto de Estudios de la Salud Pública de la Universidad Arturo Prat.

Este centro de estudio se fundó en 1997 en Tarapacá, tras las instalaciones de compañías mineras, cuyas faenas están a un promedio de 4 mil metros sobre el nivel del mar. Desde ese lugar, la doctora a comienzos de la década ha liderado proyectos pioneros sobre la aclimatación de la personas a la altura.

El 2011, tras ganar un Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud (Fonis), realizó un inédito estudio en Chile donde monitoreó durante seis meses el comportamiento de cien personas que trabajan a 3.500 metros sobre el nivel del mar en Putre, región Arica y Parinacota. Finalmente, se observó que los principales riesgos a los que se exponen los trabajadores son el sobrepeso, altos niveles de colesterol y presión arterial elevada.

Estos hallazgos le permitieron seguir investigando sobre este tema con mayor profundidad, hasta que el 2015 concitó el interés internacional gracias a un proyecto que determinó que la exposición crónica a la altura eleva los niveles de grasa en la sangre, lo que puede provocar el desarrollo de la obesidad y otras alternaciones en el metabolismo.

En este descubriendo –que incluyó un experimento donde se expuso a ratas adultas a condiciones de más de 4 mil metros de altura por 30 días- participaron también un grupo de biotecnólogos y se observó que la exposición crónica a la altura estimula el crecimiento de un tipo de grasa sanguínea llamada triglicéridos.

De acuerdo a los investigadores, estos hallazgos generaron interés en la NASA y otros organismos científicos ligados a la salud y medicina especial, motivo por el cual nombraron a este estudio como “lectura obligatoria” en decisiones ligadas a esta materia, según lo indica el portal Spaceref.

Reconocimiento para el desarrollo regional

Al momento de recibir la noticia, la investigadora señaló que su nombramiento reconoce este trabajo del centro.

“Esta contribución se ha realizado en una universidad regional, gracias al esfuerzo de un equipo de trabajo, el apoyo de sus directivos y el importante apoyo del gobierno regional, a través de sus programas FNDR y FIC, durante estos años”, sostuvo.

Por otro lado, el director del Instituto de Estudios de la Salud, doctor Julio Brito Richards, señaló a la Universidad Arturo Prat que este reconocimiento de su colega “es más que merecida, ya que prestigia a nuestra universidad y representa un estímulo para seguir desarrollando la ciencia en nuestra región, ya que se demuestra que es posible alcanzar un nivel similar al de otros reconocidos centros de investigación nacional e internacional”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio