Investigación

Descubren restos de ocupación humana de más 7 mil años de antigüedad en Tagua-Tagua

En el sector de Tagua-Tagua (Región de O’Higgins) un grupo de investigadores descubrió evidencias de ocupación humana que corresponden a cazadores-recolectores de 7 mil a 12 mil 600 años de antigüedad. 

Se trata de una excavación arqueológica en la ex laguna de Tagua-Tagua liderada por el Dr. Rafael Labarca, académico de la Escuela de Arqueología la U. Austral, tras una serie de sondeos para documentar el ambiente y variaciones que experimentó la zona al final del Pleistoceno y principios del Holoceno.

El trabajo inició en diciembre con una excavación de diez días, después de un escaneo con tecnología GPR -que permite detectar bajo tierra posibles hallazgos de huesos fósiles- realizada por científicos del Núcleo de Investigación en Riesgos Naturales y Antropogénicos (RiNA) del plantel.

Luego, mediante la técnica de prospección se encontraron a unos 80 cm de profundidad evidencias de ocupación humana, cuya data se presume -según el equipo- en torno a los 7 mil años de antigüedad. Asimismo, a 1 metro 70 cm de superficie descubrieron dos instrumentos líticos, restos de carbón y huesos de fauna pequeña de 12 mil 600 años de antigüedad.

Tras el hallazgo, las muestras serán enviadas a Zaragoza (España), para reconstruir el ambiente en que los grupos humanos se asentaron en la ribera de la laguna y evidenciar restos de ADN de animales y plantas de esa época.

Actualmente, el equipo continúa trabajando en la zona en la detección de posibles hallazgos y excavaciones. Según detalló a la U. Austral el investigador Rafael Labarca, buscan reconstruir la historia ambiental de la laguna durante los últimos 18 mil años.

La investigación es financiada por Fondecyt y la Municipalidad de Tagua Tagua, más el apoyo de la Fundación Añañuca. Participa un equipo interdisciplinario, compuesto por arqueólogos, paleontólogos, geólogos y sedimentólogos de la Universidad Austral de Chile, la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, la Universidad Católica, la Universidad de O’Higgins y del Museo de Historia Natural. 

El sitio arqueológico

La zona de San Vicente Tagua-Tagua cuenta con un historial de evidencia arqueológica y paleontológica en diferentes periodos. 

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Investigador-Principal-Rafael-labarca-1-1024x683.jpg
El investigador Rafael Labarca

La primera vez fue en 1841, cuando en la extinta laguna detectaron fósiles de mamíferos, hoy conservados en el Museo de Historia Natural.  Posteriormente, en la década del 60 y 80 del siglo XX se constataron dos ocupaciones humanas separadas por casi cinco mil años. 

Treinta años después, estas investigaciones facilitaron el trabajo de Labarca, ya que describieron detalladamente la estratigrafía de la laguna, el tipo de sedimentos del subsuelo, su profundidad y la morfología de los instrumentos de piedra.

Además, identificaron diversas especies; desde roedores, ranas, patos, taguas, reptiles y peces, que habitaron con o sin intervención humana.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos obligatorios

ir arriba