Buscar temas

70 años de Stephen King: Experto en enfermedades psiquiátricas analiza sus novelas de terror adaptadas al cine

El rey del terror está de aniversario. El escritor Stephen King cumplió 70 años de edad y sigue siendo uno de los autores más leídos del mundo en más de 50 idiomas y con 400 millones de copias vendidas.

El estadounidense no sólo se mantiene vigente cosechando éxitos, sino que sus obras siguen adaptándose al cine: En la cartelera están películas como It (Eso) y La Torre Oscura, y próximamente se estrenará en Netfix El Juego de Gerald y 1922.

Desde Carrie, su primera creación literaria en 1974, Hollywood se ha encargado de retratar sus mejores trabajos, en especial aquellas películas que fueron madurando con los años para transformarse en clásicos del género de terror.

De aquel selecto grupo, hay que destacar la adaptación de Carrie (1976), El Resplandor (1980), Misery (1990) y la primera versión de It (Eso), filmada también en 1990.

¿Cómo logra retratar los miedos más ocultos del ser humano? Para homenajear su figura y legado, Pablo Moya, Doctor en Ciencias Biomédicas de la Universidad de Valparaíso con una larga experiencia en descifrar la biología de las enfermedades psiquiátricas, analiza el terror psicológico que se esconde en estas cuatro películas basadas en una novela de Stephen King.

El resplandor

Sobre esta cinta dirigida por Stanley Kubrick a comienzos de los ochenta, el profesor de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Valparaíso indica que se trata de “una obra que reúne los elementos de una novela gótica, por ejemplo el hotel embrujado, fantasmas, la culpa creada por errores pasados, y una aspiración por el conocimiento prohibido. Se trata de una obra única respecto a la manera de hacer terror psicológico, ya que no tiene ninguno de los clichés de las películas de su género”.

Lo anterior, según el director alterno del Núcleo Milenio NU-MIND, se refleja en que “no hay ningún ruido que atemorice, una puerta o ventana que se golpee, el piso de madera nunca cruje, el ascensor nunca se atasca. Y sin embargo, todos recordamos el nombre del hotel embrujado, aunque el hotel en sí no lo manifieste de manera obvia. En ese sentido, es una obra maestra visualmente muy enigmática”.

Analizando a Jack Torrance, el personaje principal interpretado por Jack Nicholson, el experto sostiene que “este tiene una lucha con su alcoholismo, y a través de la película va manifestando características de un trastorno de espectro psicótico, como delirios, pérdida de interacción social, desorganización del habla y comportamientos rígidos.  En esta película hay una relación enigmática, tipo “el huevo o la gallina” entre el personaje principal y el objeto siniestro de su obsesión. La debilidad y la tentación humanas son fuerzas animadoras en esta película”.

Misery

En 1990, Kathy Bates llevó el Oscar a la mejor Actriz en Misery, la terrorífica historia de una mujer que por azar rescata a su escritor favorito, Paul Sheldon, de un accidente automovilístico. Moya sostiene que este personaje, Annie Wilkes, que se obsesiona con este autor de novelas para luego mantenerlo cautivo, “manifiesta síntomas que bien le valdrían un diagnóstico de trastorno esquizo-afectivo de tipo bipolar”.

A medida que avanza la historia, la mujer va mostrando los peligrosos síntomas de sus enfermedad.  Moya cuenta que la locura del personaje se refleja cuando, al leer parte del libro inédito de Sheldon, “se ofende por lo profano del texto; luego de expresas conversaciones con Dios,  y lo obliga a quemar el libro “para liberar al mundo de su inmundicia”. Cuando Sheldon se niega, llega a rociar su cama con gasolina y gesticula incendiarlo si no obedece. Annie menciona también que Dios vino a ella, y le dijo que el propósito de que Sheldon estuviera ahí era para que pudiera ayudarle a escribir una nueva versión de Misery, y que están destinados a estar juntos para siempre”.

Carrie

El maltrato estudiantil, y la angustia de una joven acosada psicológicamente por sus compañeros de colegio, es el tema principal de Carrie, una de las primeras películas que dirigió Brian de Palma basada en la primera novela de Stephen King.

Pablo Moya indica que este filme “se juega con el terror relativo a la transformación de la tensión cotidiana que genera una posesión sobrenatural. La adolescencia de una chica aislada socialmente, que ve frustrado su deseo sexual por las humillaciones de sus compañeros y por la vergüenza de su madre fanática religiosa, y que desarrolla poderes extrasensoriales”.

“La escena en que incendia su escuela en la noche del baile de graduación, es tan desgarrador como horrible a la vez, manifestando un dolor que ya no puede manejar”, sostiene el experto e investigador del Centro de Neurociencia de Valparaíso (CINV).

It (Eso)

“Esta novela se refiere a un ser sobrenatural que aterroriza a un grupo de niños, a menudo en forma de payaso”, dice el bioquímico y agrega que “También evoca una comunidad en dos periodos de tiempo distintos, a fines de los años 50 y mediados de los 80, y el impacto de traumas en la infancia que se manifiestan en la adolescencia de los personajes”, señala el académico del libro de 1986, que inspiró la película del payaso diabólico Pennywise de 1990.

Cabe señalar que sigue en cartelera el remake de la cinta de comienzos de los noventa, la cual ha tenido una buena acogida de parte del público. “A mi parecer, el secreto del éxito de la novela (y película) tiene menos que ver con qué es realmente ese ente maléfico, y más con la manera en que el grupo de niños es agrupado, y que deben resolver cómo combatir a esta cosa, y a través de ese proceso aprenden acerca de ellos mismos“, asevera Pablo Moya.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos

volver al inicio